La defensa oral de Juan Francisco Piñera Ovejero

Defendiendo la foto

Defiendiendo la foto

“Buenas tardes a todos.

Como bien sabrán, vivimos en una época de crisis, tanto que la gente,

tímidamente, se atreve a salir a la calle. Protesta contra la corrupción, los recortes y la

difícil situación de millones de familias.

Vivimos también en un estado democrático. Llevamos siglos, desde la Grecia

clásica, intentando aprender a vivir en democracia y en libertad.

Esta foto, La “Academia de filósofos mudos”, ha querido hablar de democracia y

de libertad.

¿Está sometida nuestra sociedad a la opresión, aunque sea de manera oculta?

La crisis actual nos ha enseñado una parte escondida de la realidad del mundo:

que nuestra libertad para expresarnos puede limitarse con facilidad.

La foto pretende partir de la filosofía clásica, como si buscáramos entre lo mejor

de nuestro pasado. Pero, ahora, para que podáis entender bien esta foto tengo que

contaros cómo surgió la idea.

Esta “Academia de filósofos mudos” no podría haberse logrado sin la cooperación

de todos los compañeros de mi clase. En la portada de nuestro libro de Filosofía

aparece la pintura de Rafael: “La Escuela de Atenas”. Todo el curso nos estuvo

llamando la atención esa imagen. Dedicamos varias clases a interpretarla y a reconocer

a algunos de sus personajes. Esta refleja a los filósofos y científicos de la Antigüedad.

En ella se puede apreciar claramente en el medio a Platón y a Aristóteles con sus

respectivas obras en las manos. Diógenes, el más rebelde, tirado a lo largo, denuncia

con su postura todo lo que no le gusta.

Nosotros, la clase entera, a partir de la portada de nuestro libro de Filosofía,

quisimos interpretar la misma estampa de una manera más contemporánea.

La idea surgió entre un grupo de alumnas y alumnos y fue evolucionando. Al

principio parecía que no iba a ser tan fácil hacer una foto tan compleja: bien por

tiempo, por desacuerdo o por compromiso. Sin embargo, después de varias intentonas

fallidas, un día nos pusimos todos finalmente de acuerdo y vinimos vestidos todos de

oscuro. El profesor se puso muy contento, pues temía que todo se quedara en una feliz

ocurrencia y nada más. Utilizamos una de las clases de filosofía. Cada uno representó

su personaje y así posamos para la foto.

Después, yo me quedé encargado de mostrar que nuestra foto guardaba similitud

con el cuadro renacentista de Rafael. Por eso hice un montaje superponiendo nuestras

fotos a las imágenes de los filósofos. Me llevó horas… pero no fue un esfuerzo baldío.

Nos hizo pensar a todos, pues toda la clase siguió en todo momento el curso de la

evolución de un trabajo que yo representaba pero que era colectivo.

Componer la imagen fue posible por la intervención de múltiples ideas y por el

acuerdo libre de todos. ¿No era el tema la libertad de expresión?

Es posible que sin una mirada atenta no se vea que en nuestra pose alguien

nos ha puesto un esparadrapo en la boca. Representamos la «Academia de

filósofos “mudos”». Si miráis bien podréis apreciar que ninguno de nosotros puede

hablar (y os aseguro que no es una sensación agradable no poder expresarse).

La conclusión es esta: el día que se nos vaya tapando la boca más y más o que se

vaya menguando la democracia o que se vuelva difícil filosofar, ese día… ¿qué será

ese día de la “Escuela de Atenas” que tan bellamente pintó Rafael?, ¿qué será de una

sociedad de ciudadanos y de filósofos mudos?, y ¿qué será, si, además, eso apenas se

percibe?

Muchas gracias por vuestra atención.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s